Colinas Bajas

  • País Nombre
    República Dominicana Bosque Modelo Colinas Bajas
    Datos generales Información de contacto
    Ubicación: Región Nordeste del país

    Superficie: 909.200 ha

    Año de afiliación a la RIBM: 2011

    Nombre: Mamerto Valerio 

    Email: direccion@endadom.org.do

    Sitio Web: http://colinasbajasdom.wordpress.com/

  • Aspectos biofísicos

    El Bosque Modelo Colinas Bajas se ubica en el Nordeste de la República Dominicana, abarca una superficie aproximada de 909,200 hectáreas e incluye el Parque Nacional Los Haitises y su periferia con la zona de amortiguamiento.

    Esta área posee una rica biodiversidad, con un ecosistema y condiciones climáticas homólogas para toda la región. Cuenta con un rango altitudinal que va desde el nivel del mar hasta poco más de 800 metros sobre el nivel del mar.

    El 32% de la superficie de esta región corresponde a algún tipo de cobertura boscosa. Se encuentra bosque húmedo subtropical, bosque muy húmedo y transiciones que cubren toda la región. Se registra un rango de precipitaciones que va desde los 1,400 mm a los 2,800 mm y una temperatura promedio de 25.4ºC. No se registran largas temporadas de sequía en esta región por lo que la vegetación original dominante es latifoliada de hojas anchas, exuberante y de rápido crecimiento.

    En el área del Bosque Modelo desembocan algunos de los principales ríos del país, comprendiendo la cuenca media y baja del rio Yuna, el segundo en importancia del país, por lo que su aporte a la red hídrica nacional es de alto valor.

    La zona es representativa de cerca del 60% del territorio insular, que se registra como bosque húmedo subtropical y situado en las estribaciones de las montañas y planicies costeras de la isla. La región de Colinas Bajas es un “paisaje regional”, no un lugar específico y posee potencial para el desarrollo sostenible de sus recursos naturales y oportunidades de mejoría en los niveles de vida de la población local.

    El uso de la tierra está caracterizado por agricultura irrigada y de secano y pastos (42%), cubierta forestal 32%), mineros, urbano, humedales, entre otros usos. El cultivo de cacao, arroz (bajo irrigación), frutales (citricios, piña), forestales, plátanos, entre otros domina el uso mayor de la tierra. Dos concesiones para la explotación minera de oro, níquel y plata, entre otros minerales se ubican en esta región.

    Varias áreas protegidas se encuentran dentro del territorio del Bosque Modelo: El Parque Nacional Los Haitises, Parque Nacional Humedales del Ozama, Reserva Cientifica Loma Quita Espuela, Bahía de Samaná y su entorno, Loma de Guaconejo, mangares costeros, Sierra de Yamasá, entre otras varias.

    Aspectos socio-culturales y económicos

    El territorio de incidencia cuenta con una población de alrededor de 1,422,624 habitantes asentados en diez provincias e involucra a 44 municipios y distritos municipales.

    Desde hace más de 20 años se vienen implementando actividades de desarrollo agroforestal con participación comunitaria en esta región principalmente en el municipio de Cotuí (Provincia Sánchez Ramírez). Posteriormente esta experiencia ha sido replicada en Villa Altagracia (Provincia San Cristobal), Bayaguana (Provincia Monte Plata), el Valle (Provincia Hato Mayor), Nagua y la provincia Duarte. En este contexto se destaca el caso de la Asociación de Productores de Zambrana que gracias a la autogestión realizada han unido cadenas productivas logrando en forma organizada formar un modelo de producción que va  desde la plantación de árboles, aprovechamiento, transformación y comercialización, siendo destacado como un caso ejemplar de Manejo Forestal Sostenible en América Latina y el Caribe de acuerdo a un trabajo realizado por FAO a solicitud de la Comisión Forestal para América Latina y el Caribe en el 2010.

  • Aspectos biofísicos

    El Bosque Modelo Colinas Bajas se ubica en el Nordeste de la República Dominicana, abarca una superficie aproximada de 909,200 hectáreas e incluye el Parque Nacional Los Haitises y su periferia con la zona de amortiguamiento.

    Esta área posee una rica biodiversidad, con un ecosistema y condiciones climáticas homólogas para toda la región. Cuenta con un rango altitudinal que va desde el nivel del mar hasta poco más de 800 metros sobre el nivel del mar.

    El 32% de la superficie de esta región corresponde a algún tipo de cobertura boscosa. Se encuentra bosque húmedo subtropical, bosque muy húmedo y transiciones que cubren toda la región. Se registra un rango de precipitaciones que va desde los 1,400 mm a los 2,800 mm y una temperatura promedio de 25.4ºC. No se registran largas temporadas de sequía en esta región por lo que la vegetación original dominante es latifoliada de hojas anchas, exuberante y de rápido crecimiento.

    En el área del Bosque Modelo desembocan algunos de los principales ríos del país, comprendiendo la cuenca media y baja del rio Yuna, el segundo en importancia del país, por lo que su aporte a la red hídrica nacional es de alto valor.

    La zona es representativa de cerca del 60% del territorio insular, que se registra como bosque húmedo subtropical y situado en las estribaciones de las montañas y planicies costeras de la isla. La región de Colinas Bajas es un “paisaje regional”, no un lugar específico y posee potencial para el desarrollo sostenible de sus recursos naturales y oportunidades de mejoría en los niveles de vida de la población local.

    El uso de la tierra está caracterizado por agricultura irrigada y de secano y pastos (42%), cubierta forestal 32%), mineros, urbano, humedales, entre otros usos. El cultivo de cacao, arroz (bajo irrigación), frutales (citricios, piña), forestales, plátanos, entre otros domina el uso mayor de la tierra. Dos concesiones para la explotación minera de oro, níquel y plata, entre otros minerales se ubican en esta región.

    Varias áreas protegidas se encuentran dentro del territorio del Bosque Modelo: El Parque Nacional Los Haitises, Parque Nacional Humedales del Ozama, Reserva Cientifica Loma Quita Espuela, Bahía de Samaná y su entorno, Loma de Guaconejo, mangares costeros, Sierra de Yamasá, entre otras varias.

    Aspectos socio-culturales y económicos

    El territorio de incidencia cuenta con una población de alrededor de 1,422,624 habitantes asentados en diez provincias e involucra a 44 municipios y distritos municipales.

    Desde hace más de 20 años se vienen implementando actividades de desarrollo agroforestal con participación comunitaria en esta región principalmente en el municipio de Cotuí (Provincia Sánchez Ramírez). Posteriormente esta experiencia ha sido replicada en Villa Altagracia (Provincia San Cristobal), Bayaguana (Provincia Monte Plata), el Valle (Provincia Hato Mayor), Nagua y la provincia Duarte. En este contexto se destaca el caso de la Asociación de Productores de Zambrana que gracias a la autogestión realizada han unido cadenas productivas logrando en forma organizada formar un modelo de producción que va  desde la plantación de árboles, aprovechamiento, transformación y comercialización, siendo destacado como un caso ejemplar de Manejo Forestal Sostenible en América Latina y el Caribe de acuerdo a un trabajo realizado por FAO a solicitud de la Comisión Forestal para América Latina y el Caribe en el 2010.

  • Desde 2008, más de 15 talleres de información, formación y dialogo en 10 sitios diferente, han sido realizados. Los actores de la zona involucrados en el Bosque Modelo Colinas Bajas hasta la fecha incluyen:

    • Proyectos pilotos agroforestales, hoy cooperativas comunitarias de Zambrana, Villa Altagracia, Bayaguana y El Valle, liderados por enda-caribe
    • Ministerio de Medio Ambiente, representado por sus oficinas provinciales y municipales y la oficina central con convenios firmados desde 1984
    • ONGs, como la Fundación Loma Quita Espuela, Sociedad para el Desarrollo del Nordeste, (SODIN), Federación Nacional de Cacaocultores (CONACADO), núcleos 8 y 6
    • Asociación de Productores Agroforestales;Empresarios forestales privados de Bonao, san Francisco de Macorís, Monte Plata, Bayaguana y Villa Altagracia;
    • Municipios (44) representados por sus Unidades de Gestión Ambientales Municipales (UGAM), y algunas unidades de planificación;
    • Empresarios ecoturísticos de la región liderados por el Hotel Paraíso Caño Hondo en Sabana de la Mar y El Ferril Eco turístico del Lago Hatillo en Cotuí.
  • El manejo sustentable de los recursos naturales en las Colinas Bajas tiene varios desafíos que deberán ser resueltos para el logro de los objetivos de conservación, aumento y uso sostenible de la cobertura boscosa de la región, la
    mejoría en la calidad de los productos agropecuarios y forestales, el fortalecimiento de las distintas cadenas de comercialización, la gestión ambiental así como los niveles organizacionales de las comunidades e instituciones interesadas.

    El Bosque Modelo Colinas Bajas pretende emprender acciones en procura de mejorar el manejo de los recursos naturales y los niveles de vida de la población a través de la consolidación de alternativas productivas y organizativas. La articulación de las mismas dentro del concepto de Bosque Modelo comenzó a ser difundida en más de 15 talleres con actores claves del proceso (forestales, gobiernos municipales, instituciones del gobierno en la región) desde el año 2008 con el apoyo del programa FAO/Facility, la Embajada de Canadá en República Dominicana y el Ministerio de Medio Ambiente, siempre bajo la coordinación de enda-caribe.

    Por medio de las alianzas, acuerdos, sinergias y convenios de cooperación, serán enfrentados los siguientes retos:

    • Apoyo en la consolidación del marco legal
    • Fortalecimiento organizacional e institucional
    • Manejo sustentable del bosque: establecimiento de bosques, elaboración y ejecución de planes de manejo
    • Fortalecimiento de la industria forestal en la zona
    • Extensión de alternativas productivas basadas en sistemas agroforestales
    • Extensión de la recuperación de suelos lograda en los proyectos pilotos
    • Apoyo a la creación de una Reserva de Biosfera y de biodiversidad
    • Establecimiento del Pago por Servicios Ambientales (PSA) como incentivo al manejo sustentable de los recursos naturales.